Ágora Málaga

Diversidad Genética

Publicado por David Martín en agosto 10, 2006

Todos y cada uno de nosotros somos diferentes, por ejemplo entre “tú”, que está leyendo el artículo, y yo somos distintos en tres millones de puntos de nuestro ADN. De hecho somos únicos, a no ser que tengamos un hermano gemelo idéntico. Si no existieran las diferencias, no habría ni genética ni evolución esto es la diversidad, un misterio teniendo en cuenta que somos clones, es decir cuando un espermatozoide fertiliza al óvulo, las primeras células son idénticas puesto que se dividen en un proceso de clonación. Sin embargo, ¿por qué hay tanta cantidad de diversidad? o dicho de otro modo ¿por qué difieren nuestros genes?

La Biología nos dice aque algo de todo esto tiene que ver con el sexo, de manera que se va obteniendo nuevas combinaciones que permiten adaptarse mejor a entornos cambiantes.

Otra cuestión interesante sería el saber del por qué los bebés nacen jóvenes. ¿Cómo es posible que dos masas de protoplasma (la substancia viva de la célula) envejecido y deteriorado (como podría ser el caso de una pareja de edaz adulta avanzada) se junten y, tras unos pocos minutos de actividad, se cree un bebé totalmente renovado, una masa de protoplasma rejuvenecido?

La respuesta es que el sexo desde un punto de vista de la descendencia es el antídoto contra la vejez y la muerte: el óvulo y el espermatozoide son las únicas partes del cuerpo que no envejecen.

Otro de los muchos aspectos interesantes relacionados con el sexo en su sentido mas amplio, es que varía en función de los seres vivos. Por ejemplo, los seres humanos utilizamos los cromosomas Y y X: si tienes el cromosoma Y, eres varón. Sin embargo los pájaros lo hacen al revés: las hembras tienen un cromosomas similar al Y, y los machos dos X. Las tortugas marcan el sexo con la temperatura: los huevos calientes se convierten en hembras y los fríos, en machos.

Leyendo hace pocos días extractos de “La maldición de Adán” de Bryan Sykes, profesor de genética humana en la Universidad de Oxford (Sykes es también el autor de “Las siete hijas de Eva”) se comentaba que el cromosoma Y es el cromosoma humano más pequeño, sólo tiene unos pocos genes comparado con los miles que hay en la mayoría de los cromosomas. Además contiene parásitos y genes inactivos que han ido degenerándose y es cada vez más pequeño. Por lo tanto cabe pensar que llegará un momento en que el cromosoma Y desaparecerá. De hecho, existe un mamímefo, la ratilla-topo de la estepa siberiana, que tiene machos y hembras, pero no el cromosoma Y. No llegaremos a verlo porque requiere millones de años, pero el cromosoma Y desaparecerá. Los machos seguirán existiendo, pero se crearán de una forma distinta.

El sistema de reproducción sexual tiene grandes desventajas: es costoso, la búsqueda de machos y hembras es muy laboriosa y elimina a la mitad de la población como socios potenciales…, pero garantiza la diversidad genética.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: